QUE NO SE PIERDA LO BUENO

Como ya os habéis imaginado los seguidores de esta página, soy un friki de las nuevas tecnologías.

Me encanta utilizar los recursos digitales para la enseñanza mediante ordenadores, redes sociales, gadgets, apps y programas. Creo que es el camino para conectar con nuestros alumnos, motivarles y evitar que caigan en el desinterés por nuestras clases.
¡Hay que actualizarse!

Pero tambien apoyo otra idea, que es la de no olvidar todas las cosas buenas que se han conseguido en el pasado y que, generación tras generación, aportan conocimiento y habilidades a las nuevas generaciones.

Es decir, si hay algo que se hace bien y funciona, seguir haciéndolo.

Con esta publicación quiero referirme en concreto a los Juegos Populares y/o Tradicionales.

En mis clases de Educación Física me encanta trabajar siempre la Unidad de Juegos Populares y Alternativos. Unos por mantener las buenas tradiciones y otros por desarrollar la investigación y el descubrimiento de nuevas posibilidades motrices.

Dentro de los Juegos Populares, suelo mandar en tercer ciclo un trabajo de investigación que consiste en que los alumnos tienen que preguntar a la persona más anciana que conozcan a qué juego jugaban cuando eran niños. La información la recogen en una ficha y luego juntamos todos. Los mejores recopilados y los más divertidos los llevamos a cabo en clase y luego los añado a mi Unidad para los siguientes años.
Es increíble. Siempre funcionan. Da igual cuántos años tenga el juego, que si es divertido, es divertido. Es atemportal. Y enseña. Sigue desarrollando habilidades.

Todo esto me lleva al gran juego (ya convertido en deporte) popular de Cantabria conocido como BOLOS CÁNTABROS.

Hay cuatro modalidades, y las cuatro siguen gustando a los niños cada vez que los practican.

Esto no se puede perder. Y las nuevas tecnologías no deben desplazar estas costumbres tan bonitas. Deben complementarse ambas.

Todos los años, los quintos hacen una excursión a la bolera de Santander, financiada por la Fundación Cántabra de Bolos. Aquella bolera en la Albericia es preciosa, adaptada y muy didáctica. Me encanta ir y me encanta que se haya invertido dinero en mantener esa tradición.

Os dejo el video-resumen de nuestra excursión para que veáis las cuatro modalidades de bolos y lo bien que se lo pasaron los alumnos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s